Cafeína y pérdida de peso ¿Están relacionadas?

La cafeína es un alcaloide de origen vegetal que tiene sabor amargo y un efecto estimulante sobre el sistema nervioso y la capacidad de aumentar la presión arterial. Esto puede acelerar el metabolismo y por eso muchos suplementos o dietas incorporan la cafeína como un recurso para bajar de peso.

Lo cierto es que la cafeína por sí sola no hace que bajemos de peso o quememos grasas. Pero los estudios sugieren que produce un incremento en la termogénesis y la oxidación de grasas, lo que se asocia a la pérdida de peso.

 

Mitos y verdades sobre la cafeína

Existen diversos estudios sobre la cafeína y sus efectos sobre el cuerpo. Aunque no son grandes estudios, sirven para conocer sus efectos.

La mayoría de estos estudios corroboran que aumenta el metabolismo aunque no en un porcentaje considerable como para generar por sí solo la pérdida de peso. Pero este efecto se puede ver claramente potenciado con una dieta adecuada.

Muchos informes fueron hechos en un bajo porcentaje de población o sobre animales, por lo cual sus conclusiones aún son motivo de debate. Sin embargo, el mayor estudio realizado se hizo sobre 50.000 personas a lo largo de 12 años y concluyeron que quienes consumieron mayores cantidades de cafeína ganaron menos peso que quieren bajaron su consumo.

El acuerdo generalizado sobre la cafeína es que sus beneficios se dan cuando se consume en cantidades iguales o inferiores a los 500ml diarios. Por encima de esos valores puede causar nerviosismo, insomnio, náuseas, aumento excesivo de la presión arterial y otros problemas.

 

Otras cuestiones a tener en cuenta

No todas las personas asimilan los principios activos de la cafeína de la misma manera. Mientras que algunos son muy sensibles en bajas cantidades, otros necesitan de una mayor dosis para sentir sus efectos.

A su vez, el tamaño y el peso corporal también pueden ser factores influyentes. Lo mismo que el sexo; los hombres suelen tener mayor sensibilidad que las mujeres.

Si bien la cafeína se encuentra naturalmente en más de 60 plantas, es principalmente en los granos de café y las hojas de té donde lo encontramos. En este sentido, el tipo de café también determinará la cantidad de cafeína. Por ejemplo el café arábico en todas sus variantes contiene menos cafeína que el café robusto.

 

Conclusiones

Aunque no hay una clara asociación entre la pérdida de peso y el consumo de cafeína, podemos afirmar que hay ciertos indicativos que sugieren una asociación aunque, en todo caso, esta sería mínima y seguramente incluya otras variantes.

No obstante, sus efectos sobre el metabolismo y sobre el sistema nervioso central pueden dar un impulso de energía que pueden ayudar a aumentar la actividad física y como consecuencia aumentar el gasto calórico.

Por otro lado, la cafeína tiene un efecto diurético ayudando al cuerpo a deshacerse de agua y sal extra al orinar más, lo que puede ayudar a aliviar la retención de líquidos y esto sin dudas se traduce en pérdida de peso.

Comparte la publicación

comentarios (0)

No hay comentarios en este momento

Nuevo comentario